Ansias

Ojalá fuera un vendaval que lo arrasara todo,  fuera simplemente el ardor y las ansias que me arden por todo el cuerpo y que no libero por no quemar el bosque.

Poder estallar en un millón de estrellas para dar un poco de luz en las noches más oscuras. Derrocaría los regímenes que me atan las manos a la cuerda de la mediocridad y golpearía los muros del tedio y la lasitud… Ojalá fuera un caballo desbocado cabalgando libre por una playa entre acantilados, un rayo que cicatriza el cielo en dos y va saltando de nube en nube.

Ser las manos que acarician tu cadera mientras se me eriza el pelo de la nuca, un chasquido de dedos cuando se me ocurre una brillante idea que no acabo haciendo, la risa desorbitada de un comentario ingenioso y ofensivo en un bar, ser la mirada que provoca la erupción del volcán, el silencio que deja paso al estornudo, el rugido de una moto cuando acaban de arrancarla.

Ojalá fuera una canción perdurase en el tiempo, que se recordara por todo su contenido… Por una nota imposible de alcanzar y que se extiende hasta el infinito, por una letra incomprensible y que hace vibrar las lámparas de araña, los cristales de las ventanas, las copas de vidrio… los corazones helados.

Ojalá fuera la batalla ya ganada, los territorios conquistado, las metas alcanzadas…

OJALÁ FUERA LA 9º SINFONÍA

 

Anuncios

Canciones contra el calor

Si amiguetes, ya están despuntando estos días de calorcito que no paras de sudar, no quieres ver el sol ni en fotografías y cuando andas por la calle te acuerdas de Lawrence de Arabia por el desierto… pero bueno estamos empezando Julio, y no todo es pasar calor. Los días de playa y chiringuitos están ahí ya y alguno como yo nos frotamos las manos con ganas de mojito jajajaja.

Así que se me ocurrió poner una pequeña recopilación de grandes éxitos de ayer y de hoy para esas noches en las que no sopla ni un pedo, las sábanas se te pegan a la piel y un mosquito intruso se cuela por la ventana para darte la noche…

Así que poneros cómodos y disfrutar de la fresca.

 

Nº 1 : Kiko Veneno – Lobo López

El primer corte de la lista barremos para casa y se lo lleva este gran hombre. De su disco del 92 “Échate un cantecito” y una de las más conocidas de su larga trayectoria. La he querido poner la primera porque es tranquilita y a mi personalmente me transmite muy buen royo.

 

Nº 2: The Everly brothers – All I have to do is dream

En ésta cruzamos el atlántico para situarnos en EE.UU y nos trasladamos a 1958 cuando el Rock & Roll estaba en su época dorada. Los acordes somnolientos de esta canción siempre me han invadido la mente la imagen de una barca que se mece suavemente en un mar calmado recorriendo la ruta que una gran luna llena le indica.

 

 

Hmmmm… el video es un poco cutre jejeje, pero bueno es el mejor que he podido encontrar.

 

Nº3: La Aurora de Nueva York – Loquillo

Cambiamos de tercio y metemos al “loco”  en el número 3 con esta adaptación sonora del poema homónimo de García Lorca que  incluyó en su disco “Con elegancia” de 1998 sin la colaboración de los trogloditas y con la ayuda de Gabriel Sopeña. Me gusta esta canción por la combinación de la voz desgarrada de José María con las notas del saxo que parece que vayan a estallar de un momento a otro y que, para aquellos que viven en verano como yo en la ciudad más de lo que quisieran, saben que por la noche con la calor, la ciudad se transforma y parece que los edificios y las calles exhalan frescura y desasosiego a la vez.

 

 

Nº 4: D´yer Mak´er – Led Zeppelin

Sin duda, este es uno de mis grupos favoritos de todos los que he escuchado y, aun así nunca entenderé esta canción y su motivo; porque en la trayectoria de Led Zeppelin creo que pocos grupos le pueden hacer sombra. Con todo eso, Robert Plant, Jimmy Page, John Paul Jones y John Bonham fusionaron esta perla del Rock y su modo de ver el Reagge que para mi, fue una tarde de ácido y cervezas en el local de ensayo jejejeje.

 

 

Nº 5: Samba pa ti – Carlos Santana

En el último puesto, sin que se le reste importancia, es para el maestro Santana; sin duda un hombre que sabía lo que es pasar calor por las noches jajajaja. Una baladita puntera de guitarra para agarrarse a alguien y bailarla dejándote llevar delicadamente toda la noche hasta llegar al clímax apropiado. No tiene más que decir el ambiente caribeño que te transmite los dedos de este gran guitarrista.

 

 

Bueno, espero que os haya gustado la recopilación y que el mojito no se os haya aguado.

¡Qué disfrutéis del verano!

Salud!

Salitre

Del grácil planeo de la gaviota bajo la vista hacia tus curvas estremecedoras, aunque, antes de que te des cuenta, cambio de parecer y me quedo estático mirando mi reflejo en tus gafas de sol marrones como el roble, preguntándome si tus ojos también se distraen, o están escudriñando mi alma a través de los cristales sombríos.

El tiempo deja de tener importancia mientras haya luz que nos avise cuando empiece la noche y el mundo se contrae entre la toalla y la orilla donde acaban rompiendo las pequeñas olas sin pedir permiso a nadie. Los escasos grupos de personas que disfrutan de la playa son  aldeas conectadas por caminos de pisadas ardientes que algunos toman para hacer trueques de bebida por tabaco o de hielos por crema solar.

Los sonidos de risas, de música y del profundo e incierto océano rugiendo a lo lejos se rinden a mis oídos y me rinden tributo por estar con ellos, a lo que contesto estirándome como un gato feliz en la toalla con las manos haciendo de almohada tras mi cabeza, hinchando los pulmones con el salitre del ambiente que embriaga todos mis sentidos y articulaciones.

 

Hermosa-playa-1

Sirviente

De casta y linaje viene siendo el sirviente.

 

He recibido a infantas y reyes con la sonrisa torcida en los labios,

he visto brindar a jinetes y amazonas sin prestar atención a sus caballos,

he cruzado miradas con bellas damas que no merecían halagos,

y hasta he pedido autógrafos a deportistas retirados.

 

Las estrellas  han pasado rozando mis hombros,

los políticos siempre con la copa llena,

los famosos con los ojos muy rojos

codeándose unos y otros dando lástima y pena.

 

He sentido la fragancia del dinero en el ambiente,

de la ignorancia y el menosprecio latente,

mientras que los corazones podridos se henchían,

los caballeros deslizantes se reían.

 

He sufrido la gula de manos rápidas y traviesas,

y la ira de ojos clavándose como puñales,

mientras mi camisa se iba llenando de rodales,

las horas en el reloj pasaban lentas.

 

Así que esto es mi día a día,

y te aseguro que a veces da agonía.

Pero si alto te tengo que decir de todo corazón

es un consejo que alguien muy sabio me dio:

 

“NI PIDAS A QUIEN PIDIÓ, NI SIRVAS A QUIEN SIRVIÓ”

No te marees!

Realmente cuando la gente me dice: “¡Joder, es que vives muy bien! ¡Qué feliz eres!” se creen que no tengo las mismas preocupaciones que ellos, ni los mismos problemas… para nada. Estoy igual de jodido como todos, lo que pasa es que por alguna especie de síndrome que tengo, prefiero no darle importancia a ciertas cosas que el resto del mundo se empeña en que las tenga en cuenta.

No tengo dinero, no tengo trabajo, no tengo futuro…así puestos parece la letra de alguna canción de los “Sex Pistols”… pero siempre he pensado que la vida está para vivirla… y que sea lo que Dios quiera como diría algún torero.

Pues bien, mi melopea de hoy es que aprecies el día a día como si fuera el último que pasaras en esta tierra…como si no hubiera mañana. Hoy sin ir más lejos le he echado la bronca a una anciana por cruzar la Gran Vía Marques del Turia en Valencia sin ni tan siquiera mirar los coches que iban embalados por los carriles como torpedos. La mujer sin embargo ni tan siquiera se ha dignado en contestarme ni replicarme lo más mínimo, ha continuado su camino como si no hubiera pasado nada.

No digo esto para que todos nos tiremos al asfalto como gallinas desorientadas, sino para que nos paremos a pensar en que es lo que queremos hacer en esta vida, apreciemos los buenos momentos y olvidemos los malos y aprendamos de ellos.

 

Apariencias

Siempre se me dibuja una sonrisa en la cara cuando veo en las películas, sobretodo en las americanas que se ve que les encanta, la clásica escena de un niño pequeño en la cama a puntito de dormirse y uno de sus padres contándole un cuento para que descansen plácidamente, sentados a un lado de la cama. Y digo que me hace gracia porque, que yo recuerde, a mí nunca me contaron los cuentos de esa manera… es más, nunca me contaron cuentos. Algunos los leía, otros me los inventaba, pero sobretodo los que más me gustaban eran aquellos que oías hacer referencia en alguna conversación y entendías más o menos de que trataban.

Es curioso descubrir con el paso del tiempo cómo los personajes de aquellas pintorescas historias que creías que no existían en realidad si que existen y que, alguien en su sano juicio los quiso plasmar en páginas coloreadas para que los niños aprendieran a reconocerlos cuando fueran por la calle.

En mi caso, la bruja de Hansel y Gretel, no vivía en una casa de dulces y caramelos y comía niños…era en realidad mi vecina del 3º. Vestida siempre con un batín rosa fucsia, unas zapatillas de ir por casa marrones oscuras y lo que parecía ser un pantalón de pijama gris. La cara la tenía llena de arrugas que intentaba ocultar con un kilo de maquillaje de colores estrambóticos…y no, no tenía ninguna verruga que yo recuerde, pero amigos daba miedo cruzársela por los pasillos de mi bloque. Suerte que nunca me invitó a dulces en su casa, si no, me hubiera cocinado a fuego lento en su horno.

¿El hombre del saco? por favor… ¿para qué va alguien a querer robar niños a diestro y siniestro sin más? si te los comieras, como hacía mi vecina…perdón la bruja, aun tiene sentido, pero si no ¿para qué?. Sin embargo si la bolsa estuviera llena de billetes… hmmm con eso se pueden hacer muchas más cosas. Si estáis pensando en todos esos ladrones que estafan aquí y allá sin recibir un castigo ejemplar habéis dado en el clavo, esos son los hombres del saco.

Os acordáis de eso de: “Abuelita ¿por qué tienes esa boca tan grande?” “PARA COMERTE MEJOOOOOOOOOOR” jejejeje alucinante, un lobo feroz que se hace pasar por una anciana inofensiva y simpática. Cuántas veces aparecen en televisión personajes de altas esferas políticas mandándonos mensajes de diversa índole, creyendo que les vamos a creer. Se podría decir también eso de que “son lobos con piel de cordero” ¿no?

A lo mejor puede que parezca un poco rebuscado pero el Flautista de Hamelín siempre lo he asociado a una gran y despiadada compañía bancaria, que en qué lo asocio, muy sencillo; en alguien que al no cobrar sus servicios debidamente se lo cobra con intereses devastadores. En el caso del flautista, al ver que los habitantes del pueblo no le pagan por haberse llevado las ratas del pueblo decide cobrarse la deuda llevándose a todos los niños con él…el banco te puede quitar la casa, y por desgracia lo está haciendo cada día a mucha gente, por no poder pagar sus hipotecas. Evidentemente en el cuento los habitantes no pagan por codicia y avaricia, no es el caso de la realidad que es más por incapacidad de pagar las deudas…pero aun así me asombra un poco la relación de actitudes.

Puede que se me haya ido la olla un poco con este post pero bueno…que cada uno saque sus propias conclusiones. En mi opinión personal, ojalá todas las aberraciones que padecemos hoy en día en general se hubieran quedado en unos cuentos infantiles, y no en la cruda realidad.

Talento Invisible

Recuerdo que cuando era pequeño, una vieja maestra del colegio que, a medida que pasaban los años se dedicaba más y más a desvariar y tomarla con los alumnos, nos explicaba en clase de religión que las parábolas escritas en la Biblia eran pequeños cuentos que narraba Jesús para hacerles entender a sus discípulos como era el reino de los cielos y bla, bla, bla. Y que todas tenían un significado de fondo o metáfora.

20070404155628-jesucristo-colegaPues bien, siempre he tenido presente en la cabeza una de estas historias, la de la “parábola de los talentos”. Y no me preguntéis por qué, pero no me acuerdo de ninguna otra que me hicieran pensar tanto en la vida…no prestaba mucha atención en esas clases.

Intentaré narrárosla con mis palabras sin salirme de madre y espero que sin levantar ampollas entre los que leáis esto…si hay alguien que lo lea claro.

El caso es, para aquellos que no os suene la parábola, que por aquel entonces Jesús estaba reunido con sus colegas (los apóstoles) posiblemente en alguna plaza de pueblo sentados en un banquito cómodo, o quizá en casa de algún conocido debajo de una parra a la fresca bebiendo vino y tomando un aperitivo… a fin de cuentas un buen rato con los amiguetes.

Entonces en una de esos momentos de lucidez que Jesús solía tener comenzó a contarles la historia de un mercader, llamémosle X, que tenía una bonita hacienda con campos de vid, una casa que te cagas y criados que le servían y que trataba con todo el respeto y amor del mundo. Era un hombre poderoso que con el trabajo se había ganado una reputación y un prestigio en toda la comarca.

Pues bien, el señor X tuvo que irse de negocios al extranjero y antes de partir mandó llamar a tres de sus criados para decirles cuatro cosas. En su ausencia estas tres personas se iban a quedar al mando de todo el cotarro, y a cada uno de ellos les dio responsabilidades midiendo sus “capacidades” personales. A uno de ellos le dio 5 talentos, a otro 2 y al último solo le dio 1 talento, advirtiéndoles que cuando volviera harían cuentas de ese préstamo.

parabola_talentos_1

Los dos primeros sabían como invertir esos talentos y así lo hicieron, ganando el doble de lo que tenían en un principio…pero el que había recibido solo un talento no supo que hacer con el, y por miedo a perderlo o que alguien se lo quitaran lo escondió por el monte en un hoyo.

Cuando el señor X volvió después de un año (las distancias por aquel entonces no se recorrían tan rápidamente como ahora) volvió a llamar a los tres siervos para ver cómo estaban las cosas por allí y en que habían empleado los talentos donados.

A los dos primeros, al ver que habían empleado bien los talentos obtenidos para conseguir beneficios para ellos mismos y para su señor, les premió con lo que habían ganado y subiéndolos de cargo en su pequeña o mediana empresa. Pero al tercero, al ver que por miedo, cobardía o simplemente porque no había sabido empleado el talento dado para hacer nada lo castigó expulsándolo de su “reino” a las penurias de la vida.

Pues bien, sin meterme en campos teológicos, siempre me asaltaron muchas dudas al respecto de esta peculiar historia. Está claro que el señor X es Dios, y que los siervos somos todos y cada uno de nosotros, y que la metáfora de la parábola es que los dones o “talentos” que nos ofrece el omnipresente hay que emplearlos en algún beneficio propio y de la humanidad y que guardarlos en un hoyo no sirve de nada…pero, estaremos de acuerdo en que en el mundo mundial no somos tres gatos, si no que somos billones de personas. ¿El señor X tiene talentos para todos? ¿Por qué se le castiga al que no hizo nada con su talento y no se le explicó qué tenía que hacer? porque literalmente lo que la biblia pone que le dice al siervo miedoso es esto:

“Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.”

Y lo que más me preocupa y que ha sido motivo de este post… ¿qué pasa si no tienes talento de nada o no lo encuentras?. En la historia todos los personajes reciben más o menos talentos, pero seguro que el señor X tiene más de tres sirvientes, ¿qué pasa con el resto? ¿cabría la posibilidad de pensar que el señor X decidiera que hay siervos que no merecen tener talentos para llevar su hacienda?… Ya sabéis, cambiar “señor X” por Dios y haceros preguntas a vosotros mismos…personalmente yo sigo buscando el hoyo donde enterré mi talento, si lo encuentro ya os avisaré.