El Reencuentro

Allí estaba, arriba del todo de una estantería en la última habitación de la casa que se me habría ocurrido buscar. Qué fácil fue decidir en su día, guardar todo lo que me importaba de verdad en aquella simple caja de madera que en su día usó mi abuelo para guardar sus utensilios de aseo, y con que rapidez se me olvidó el lugar sagrado donde la dejé descansar para darle la espalda.

Ahora me reencuentro con aquellas cartas y viejos cuentecillos y me acuerdo de cuando me gustaba escribir…

 

P1000681

Pensé que ¿por qué no publicar lo que antes escribía en papel y que la gente lo leyera?, pues bien…aquí os iré dejando poco a poco las divagaciones de mi mente, algunas nuevas y otras rescatadas de esa vieja caja de madera.

Espero que os guste.

Anuncios

One response to this post.

  1. Es curioso lo que guardamos y luego nos olvidamos de ello,pero lo bueno viene despues,cuando buscas otra cosa y te encuentras con lo que hace años guardaste,jejejej tienes razón, la de recuerdos que se te vienen a la cabeza.Yo tambien tengo algunos relatillos guardados de cuando tenia muy poquitos años XD.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: