Salitre

Del grácil planeo de la gaviota bajo la vista hacia tus curvas estremecedoras, aunque, antes de que te des cuenta, cambio de parecer y me quedo estático mirando mi reflejo en tus gafas de sol marrones como el roble, preguntándome si tus ojos también se distraen, o están escudriñando mi alma a través de los cristales sombríos.

El tiempo deja de tener importancia mientras haya luz que nos avise cuando empiece la noche y el mundo se contrae entre la toalla y la orilla donde acaban rompiendo las pequeñas olas sin pedir permiso a nadie. Los escasos grupos de personas que disfrutan de la playa son  aldeas conectadas por caminos de pisadas ardientes que algunos toman para hacer trueques de bebida por tabaco o de hielos por crema solar.

Los sonidos de risas, de música y del profundo e incierto océano rugiendo a lo lejos se rinden a mis oídos y me rinden tributo por estar con ellos, a lo que contesto estirándome como un gato feliz en la toalla con las manos haciendo de almohada tras mi cabeza, hinchando los pulmones con el salitre del ambiente que embriaga todos mis sentidos y articulaciones.

 

Hermosa-playa-1

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by reinamembrilla on 28 mayo, 2012 at 13:49

    jajajajajajaj como disfrutas petardooo XD

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: